Avisar de contenido inadecuado

De en El blog de Liliana Arendar

24/04/2008

Avisos clasificados ( Cuento de Liliana Arendar )

      Los gordos somos discriminados. En los aviones las camareras se horrorizan si me paro en el pasillo. Nadie puede interrumpir el servicio, y menos una gorda. En los negocios sólo tienen talles chicos. En el supermercado nos miran el carrito, sonríen contando las calorías. Pienso que el mundo entero está lleno de gordas que queremos otra suerte; ninguna es voluntariamente...