Avisar de contenido inadecuado

28/11/2012

Quiero

Mi meta, tus sentimientos,  uno a uno, piel a piel, con los sentidos bien puestos para que sepan a miel.        Quiero reir tus tristezas o llorar con tus sonrisas, llenar tu faz de caricias y notar como mis labios recorren todo tu ser.      Quiero escuchar tu silencio, sentir en todo momento que se estremece muy bien ...

{
}

23/11/2012

Luna y estrella

Tengo una luna en Valencia envuelta entre hojarascas, con caracoles de nácar, con una nariz de trapo, con dos zarcillos de plata y los ojos de alabastro.      Tengo una estrella en el tiempo, cubierta de raso blanco con faisanes de escarlata, con parpadeos azules y verdeoscuros de sauco.

 

26/10/2012

Seres especiales ( Liliana Arendar )

    En una esquina vi a un hombre tan viril  que sentí  una alegría de creación. El hombre  me miró un instante y sonrió calmo. Él sabía cuán especial  era y sé que sabía que yo no lo quería para mí. Sonrió porque no sintió ninguna amenaza. Es que los seres excepcionales  están sujetos a más peligros que los seres comunes. Después, crucé la calle y me alejé...

18/10/2012

LO QUE SOY DESPUÉS DE TODO

¿Qué soy, después de todo, más que un niño complacido con el sonido de mi propio nombre? Lo repito una y otra vez, Me aparto para oírlo -y jamás me canso de escucharlo.

También para ti tu nombre: ¿Pensaste que en tu nombre no había otra cosa que más de dos o tres inflexiones?

{
}

27/09/2012

Alfonsina Storni, una escritora trasgresora

        

     En mi adolescencia, mi madre me regaló el libro “Poemas de amor” de Alfonsina Storni y me contó  anécdotas de su vida. Fue mi primer encuentro con esta notable escritora, que le ponía el cuerpo a cada una de sus palabras. Intentaré contarles, desde mi punto de vista, lo que me parece más significativo de este extraordinario ser...

22/09/2012

Sirena

Tengo la convicción de que no existes y sin embargo te oigo cada noche         Te invento a veces con mi vanidad o mi desolación o mi modorra        del infinito mar viene mi asombro lo escucho como un salmo y pese a todo       tan convencido estoy de que no existes que te aguardo en mi sueño para luego.

 

...